“Contarse las cosas para ella”

Hola conejitxs!

Aunque es lunes y nos cae gordo, hoy estoy contentísima por compartirles esta colaboración con Hound Studio en el museo de La Constancia Mexicana y para ir cerrando filas al verano, outfit florar para los últimos días de sol y calor antes de que las lluvias nos invadan con el inminente otoño.

La Constancia Mexicana es el nombre de una antigua fábrica textil, la primera en ser mecanizada y la primera que utilizó la energía hidráulica en México para mover su maquinaria, formó parte de los inicios de la industria textil de América Latina. Fue instalada en 1835 y permaneció en operaciones hasta 1991.

Y aunque por muchos años se mantuvo abandonada (y debo decir que con cierto charm) hubo un par de eventos interesantes ahí, pero siempre con el riesgo de una construcción tan deteriorada.

Ahora con nueva vida, se ha convertido en un gran espacio que alberga 3 museos:

El Museo Infantil.

La Casa de la Música de Viena.

La Casa del Títere.

Para esta colaboración anduvimos conociendo y jugando en El Museo Infantil y en La Casa de la Música de Viena, por cuestiones de tiempo nos faltó La Casa del Títere, así que por favor, si van, tómense toda la mañana para hacerlo.

En esta primera sesión estamos en El Museo Infantil el cual es un espacio dedicado a niñas y niños con temas de ciencia y tecnología y que son presentados de manera lúdica para aprender de manera divertidísima! El museo tiene 9 salas: Sonido, óptica, luz, electricidad, motricidad, movimiento, comunicación, transporte, gravedad y juegos virtuales.

o63a0218

o63a0264o63a0286o63a0331

Como llegar: Av. Obreros Independientes, Ex-Fábrica La Constancia Mexicana S/N , esquina con 15 Sur, Col. Luz Obrera, C.P. 72110, Puebla, Puebla
Horarios: De martes a sábado, 10:00 – 17:00 hrs.
Muchas gracias a HOUND STUDIO por ser el mejor equipo de fotografía!
A HOUND STUDIO lo puedes encontrar en su fan page de facebook AQUÍ ó en su instagram AQUÍ
Besos de coneja!

Lo mejor es dejarse de pudores y contar.

Hola Conejitxs!

Lunes de postear y después de desahogarme sobre mi nuevo look, hoy quiero platicar sobre las temidas tallas!

Del tema se ha hablado mucho, demasiado a mi parecer, que si el nuevo cero, que todo lo que se ahorra la industria en tela, al modificar las tallas y así nuestro cuerpo, siempre en búsqueda de poder estar dentro de éstas y lucir como las bloggers en instagram o como las modelos en las editoriales ya no nada más de revistas como Vogue si no todas donde se sigue apostando por standares de belleza inalcanzables.

Y sí, poco a poco habido una revolución de la estética en el imaginario de todos, donde ahora las curvas están de vuelta, donde imágenes de las Kardashians, y las Beyonces del mundo, donde boobs, cinturita y piernotas, siguen siendo difícil de ser realidad, pero que debemos admitir es un poco más fácil que el super slim fit de Cara Delevigne o de Kendall Jenner. Hay otro grupo que viene con fuerza, las de las Nadia Aboulhosn o Ashley Graham las cuales aman, adoran y crean un producto de sus curvas reales.

Y a donde voy con todo esto, las tallas y mis fotos de este post? Es que hay una cosita bien chiquita y bien fácil de dominar para verse bien en todo lo que te compres, y si! Si existe! Ellas lo hacen, saben como, y por eso se ven como se ven! Y no tiene nada que ver con el dinero que tienen para contratar estilistas, ni la ropa más cara! Es nada más y nada menos que: NO LE HAGAS CASO A LOS NUMEROS!

Si, conejitxs, basta con probarse las cosas, teniendo una idea básica si eres chico, mediano o grande, o si eres más hacia un 7 ó un 9, inclusive, un 11 o 13 o 15. Compra lo que te quede bien! No grande, no chico, si no, bien, habrá cosas que llevarás al sastre para arreglar un dobladillo tal vez, pero eso es todo. Todas las icónicas fashionistas (ugh esa palabra) eso hacen, usar prendas que les queden bien, ese es el gran secreto! Inclusive si tienes kilos de más, si esa prenda te queda como pintada, no te preocupes si es talla grande! Este vestido de HM es talla S, por que no me gustaba como se me veía la talla M, y yo no pienso que me quede chico solo por que lo dice una etiquetita.

Inclusive el shirt dress de este post, también de HM, es talla 10 – 1 ó 2 más de las que normalmente usaría- en este caso, así me gusta más llevarlo. Es más, las bermudas del post pasado, son talla 12, y no me importa en lo absoluto usar 3 tallas más grandes, por que me gusta la soltura al usarlos y como se acomodaron exactamente a mi cintura.

mariana blogger puebla2 mariana blogger puebla3 mariana blogger puebla4 mariana blogger puebla5 mariana blogger puebla7

Y a ustedes que tanto les importan las tallas?

Besos de coneja!

Puedo pensar sin distraerme.

Hola conejitxs!

Aquí van el post con el nuevo cabello, un cabello más sano, que tiene mas movimiento, y que ha regresado a su color natural.

En estas ultimas semanas, a parte de esa cambio -que repito, no es tan drástico pero sí significativo- me han puesto braquets. Si, a mis 30 años, estoy en un tratamiento para adolescentes. Y con estas dos situaciones nuevas en mi cuerpo, a veces llego a sentir que no soy yo, me veo en el espejo y me cuesta reconocerme, no se como verme para los demás tampoco.

Es una cuestión graciosa, que me ha puesto a pensar mucho; a mi edad, he pasado por varias transformaciones, comunes de todxs, subir o bajar unos kilos, cortes y colores diferentes en el cabello, looks diferentes de ropa, ideologías nuevas, pero siempre con el mismo nombre: Mariana. Ahora sigo siendo yo y me vuelvo a interpretar, me creo nuevos guiones y nuevas escenas.

Este cuerpo es mi casa, donde me habito, donde invito a mis cercanos a pasar por un cafecito o un mezcalito, es donde a veces no dejo entrar a nadie más que a mi misma, y es increíble como unos cuantos cambios te hacen tambalear, te hacen dudar y te hacen reconstruirte nuevamente.

A ustedes les ha pasado?

Les dejo el outfit de hoy, un poco diferente, probando otras cosas, o sea, esposo fotógrafo jugando con mis fotos. Las fotos siempre son de el, y pueden ver más de su trabajo AQUÍ.

DSC_6638 DSC_6658 DSC_6666 DSC_6691

Besos de coneja!

Para vos, el más lindo

Hola conejitxs!

Existen tantos mitos y leyendas, y supersticiones y conjuros, y veraderes y mentiras sobre el cabello de la mujer, que se ha convertido en un universo de hilos que atan las ideas de la cabeza a la sanidad, e inclusive a la locura.

Nuestro cabello se vuelve nuestro centro de poder, o uno de los más fuertes; así como la personalidad de la ropa con la que nos presentamos, nuestro cabello también nos representa, si va peinado o como recién salido de la cama, un día es partido por la mitad, otro día de lado, si eres valiente y te animas por un pixie o si eres bombshell con melena tipo Gillese y lo agitas cada que puedes. De cualquier manera, es una posibilidad infinita mucho mas cercana de crear cambios, y todo por que? Por que a diferencia de un corazón roto, el pelo, se recompone y vuelve a crecer, más fuerte, más bello y con nuevas esperanzas.

Y a donde voy con todo esto? Que después de 2 años de decidí cortarlo, y aunque no fue tan drástico (un bob mediano a la altura de los hombros) he regresado a mi color natural y a mi lacio total, y este post tiene las últimas fotos de esa larga melena que me acompañó y aguantó tanto.

Seguramente este también será de los últimos post con shorts, por que empiezan los outfits de transición al otoño y hay que saber dejar ir al verano.

Ustedes que piensan del cabello? Lo cuidan mucho? O simplemente lo dejan ser?

DSC_3765 DSC_3767 DSC_3771 DSC_3774

Besos de coneja!