“Individualidad discontinua”

Conejitxs!

No sé ustedes, pero últimamente he(mos) escuchado mucho sobre los famosos capsule wardobre, sobre la moda consiente, sobre sólo comprar ropa (o cosas en general) que necesitamos y así vivir una vida más minimalista. Todo eso más a una de mis reglas de solo comprar ropa en temporada de rebajas. KHAAAAA!!!!??? Si, conejitxs, sólo compro ropa en temporada de rebajas, a menos que necesite alguna pieza en especial o tenga un evento, S O L O COMPRO EN R E B A J A S.

Empty rack of clothes and hangers after a big sale.

Pero bueno, vamos partiendo todo por partes:

Los capsules wardobre han empezado a surgir como una forma más consiente, minimalista y fácil de vivir la vida. Es una lista sencilla, de prendas básicas para así poder hacer muchas combinaciones a partir de esas prendas multifuncionales que dependiendo de con qué les hagas match, les puedes dar miles de vueltas. Ese black dress que va perfecto con stilettos para una cena, también queda perfecto con una chamarra de mezclilla y tenis para un viernes casual. Así, vamos perdiendo menos tiempo decidiendo que ponernos cada mañana, no nos rompemos la cabeza y vamos adoptando un modo de vida donde no nos aferramos a los objetos, aunque estos también lleven su aportación emocional. Tengo que admitir que no es para todos, es un reto y definitivamente yo no sé si podría, aunque la idea es llamativa sólo para saber si puedo ser lo creativa suficiente para armar un buen look con mínimo.

Essentials-White-Background

En esta onda de la simplicidad como forma de vida, ¿Qué tanto necesitamos las cosas que creemos que queremos comprar? De verdad necesitamos el closet de las celebridades que salen en las revistas? Nuestra casa tiene que lucir como tienda de decoración de interiores? Realmente necesitamos una pantalla más en casa u otro marco para fotos que nunca vamos a imprimir? Y no me lo tomen a mal, las cosas estéticamente bellas u ociosas son igual de importantes para nuestra vida porque representan una forma de negación ante nuestra fatal existencia (exageré, verdad? bueno, me entendieron).

shopholic

Y bueno, en confesiones de una (muy terrenal) blogger, admito que solo compro en rebajas. Sí, durante todo el año, prácticamente no compro nada, tal vez un par de zapatos por aquí, una t-shirt por allá, tal vez inclusive un vestido para algún evento pero eso es todo. Llega enero/julio y son míos. En mis 20´s cuando la vida no me corría, iba de compras, salía con mis bolsitas de Zara y el mundo era mío, después me daba coraje haber pagado tanto por una falda y en rebajas hasta un 70% menos, que robo! Así que decidí esperar y para alguien a quien la paciencia se le presenta como una forma de reto, he decidido esperar y pagar menos para llevarme más. Se lo que necesito en mi guardarropa y un par de prendas extras para darme el factor sorpresa de: ¡¿Con que me voy a poner esto?! En mis 30´s me encontré comprando faldas lápiz, sacos, vestidos y me dio un sentimiento responsable de adquirir prendas que me van a durar más tiempo, que son maduras como yo, ok no, pero más adultas y eso me gusta, como parte de mi y verme como me van pasando los años. Aparte como parte de mi entrenamiento shopper, tengo un ojo entrenado para encontrar tesoros, hasta en el departamentos de calzones del súper.

i love sales.jpg

Ustedes como son comprando? Cómo les va en las rebajas? La responsabilidad consumista les ha llegado? O a veces como yo, cuando andan caminando solas se les atraviesa un labial o una bolsa?

Título: “Desfallece nuestro corazón frente a la idea de que la individualidad discontinua que está en nosotros será aniquilada súbitamente.” El Erotismo, George Bataille.

Anuncios

“Sensualidad aberrante”

Conejitxs!

Encuerarse o no? Y no digo a la hora de dormir o coshar, si no a la hora de tomar fotos.

Despojarnos de las ropas y compartirlo voyeristamente con una cámara, ya sea profesional o una nude en el celular, conlleva casi casi con una logística mental que trae mucho equipaje.

Me encanta mandar nudes a mi chico, me encanta más cuando el me manda a mí, me caen bien los fotógrafos que están haciendo fotos sexys acá a la hipster, con t-shirts y calzones, con bodysuits, con bralettes de colores divertidos o los de encaje negro.

Me caen un poquito mal los que siguen pensando que el erotismo es desnudez a contra luz, en blancos y negros, en tacones, fotos posadas al muy estilo noventero. Y es que, el erotismo y las nudes van evolucionando con nosotros, van caminando de la mano con los tiempos que vamos viviendo, se van haciendo tendencia con las imágenes mundiales que vamos absorbiendo, eso también forma parte en el imaginario sensual.

En la imaginación de un bralette de encanje que cubre un pezón, las tiras en diagonal que cruzan espalda o pecho, encuentro una propuesta mas juguetona que unos labios rojos en photoshop -ya saben de que filtro hablo- -y sí, aún muchos fotógrafos lo usan-.

Me han tocado las dos tipos de sesiones, encuerarme toda y escuchar instrucciones para posar, fue parte de un ejercicio para fotógrafos amateur y obvio no se necesitaba un cuerpo escultural, si no “un cuerpo”, esa ocasión fui yo, por invitación random en una lista de amigxs. Fue un ejercicio también para mi! Ufff que difícil saber que no están ahí por ti, si no por el bulto con forma que hace sombras y posee movimiento. Y basta que hagas una de estas sesiones para que salgan otros dos, tres “fotógrafos” cazando morras que se quieran encuerar y cada quién que haga lo quiera, pero se ve poquito obvio cuando ni siquiera hay una narrativa o concepto cuando les preguntas que tienen en mente como resultado de una sesión. Porqué no nada más es irse a sentar a un sillón a posar tipo actriz de televisión.

También he estado en sesiones con mis calzones y bras bonitos, esos que uso para cuando quiero coquetearle al novio, y aunque también me da de la vergüenza, siento más bonito sentirme bonita dejando a la imaginación las partes más rositas que tengo.

Pero sobre todo, es que este cuerpo es mío, con todas mis ansiedades acerca de él, mi constante pregunta sobre como me veo, si me veo como me ven los demás, como quererme construir sin el murmullo que escucho constantemente. Este cuerpo es mío para mandar nudes a quien yo decida, es mío para tomarle fotos sensuales o dejar que me las tomen y hasta decir si sí, o no haré las fotos que me pidan dependiendo la estética del fotógrafo.

Y entonces les dejo estas fotos, tomadas una mañana muy soleada con gran fotógrafo de Monterrey que andaba por esta ciudad con aquel #instameet hace un para de meses. Gracias Ignacio por la invitación!

FullSizeRender (6)FullSizeRender (7)IMG_8358IMG_8359

Ustedes? Aman tomarse o que les tomen fotos de su pielecita? Prefieren guardarse todo? Tienen un cuerpo que quieren que sea observado? Cuéntenme sus experiencias!

Besos de coneja!

Título: “”No hay mejor medio para familiarizarse con la muerte que aliarla a una idea libertina.” He hablado de una aparente razón de ser. En efecto, este pensamiento de Sade podría ser una aberración. De todos modos, aunque sea verdad que la tendencia a la que se refiere no es tan rara en la naturaleza humana, se trata de una sensualidad aberrante” El erotismo de G. Bataille.

 

Contemplación poética

Conejitxs!

Pienso mucho en la importancia de no ser genéricos, en la importancia de tener personalidad definida pero con puntos de fuga que nos permita siempre conocernos más, siempre sorprendernos más, siempre ser curiosos. Pero cuántas veces no hemos escuchado: “Yo escucho todo tipo de música” “Yo te veo películas de todo género” “Te leo novelas de todo tipo”. No sé ustedes pero eso a mí me pone malita de mis nervios, por qué? Porqué no puedo con alguien genérico, que es promedio, que tiene gustos básicos.

Tengo la necesidad constante de buscar y encontrar gente rara, asombrosa, que me enseñe cosas que no tenía idea de como funcionaban, que pueda ver en sus ojos la pasión que les mueve hablar de bueno, eso, sus pasiones.

Pasé mucho tiempo buscando personas con alma, con personalidad, con gustos tan exactos que rayan a veces en el culto. Esas personas mágicas que no pertenecen, esos seres que los best sellers no están escritos para ellos, que las películas más taquilleras no les llaman la atención, esas criaturas capaces de cuestionar, de preguntar, de curiosear por donde los demás no ven nada, de esos quiero llenar mi vida, a ellos los quiero escuchar, de ellos quiero aprender.

Yo no sé que tanta personalidad tengo o que tan básica soy, a veces me gusto excéntrica, a veces me siento perdida en un mar de música pop y Kardashians. Soy una coneja que adoptó a Alicia como mi personaje curioso que va detrás de un ser imaginario tan real capaz de meterla en un mundo irreal. A esta coneja le gustan las comedias románticas pero de culto, cuando escucho música me obsesionan las mujeres con voz de terciopelo o latinas que hablan del amor a la tierra, mis gustos literarios van igualmente por escritoras y por lo general esas que llevan la melancolía a cuestas, cuando leo hombres me impresiona su capacidad de imaginar. El contraste de colores en el cotidiano me maravilla, me sorprenden los perros y sus felicidad absoluta y un poco más los gatos porqué no los entiendo. Me gusta el sexo, me llama la parte erótica de casi todo, me peleo con mi cuerpo todos los días pero cada mañana me alegro de tener uno, uno que es adicto al café matutino, a un churro nocturno y a la sonrisa de él (él también es específico, uno que tiene nombre y apellido)

Me gusta comer, me gusta la comida artesanal de mi abuela, la comida semanal divertida de mi madre, las propuestas de los restaurantes con todo y sus diseños. Me gusta beber tintos de verano, cerveza de trigo, las quesadillas de queso en tortilla de maíz. Me gustan los domingos porqué empieza y se acaba todo ese mismo día. Me gustan los anillos grandes, las t-shirts blancas y mi cabello rosa.

Odio las canciones de amor sacrificado, odio los libros para adolescentes porqué los menosprecian, odio las franquicias -aunque me encanta Italianiis, no pierdan el tiempo preguntándome porqué, ni yo lo sé- Me cae absolutamente mal la gente que tiene poder, la gente que pierde el piso con el dinero, los pasivos agresivos, los machirrines, los machirrines de closet pasivo agresivos.

Y tu? Puedes con la gente básica? Necesitas gente extraordinaria en tu vida como yo? Cuéntame que amas, que odias, que te apasiona, de que platicarías si te invitara a cenar a mi casa con unos vinitos?

Ahora, les dejo fotos de coneja por el mismísimo Mike Loeza que me dejo ser coneja en su sesión.

MarianaBlackBody1MarianaBlackBody2MarianaBlackBody3-2MarianaBlackBody4

También pueden encontrarlo en instagram como: @loeza_fotografo

Besos de coneja!

Insidiosa piedad.

Conejitxs!

¿Por qué la fotografía nos fascina tanto en un imaginario colectivo? Porqué precisamente es eso? Un imaginario? Una colectividad? Una representación?

¿Por qué en ese momento tenemos el súper poder de detener el mundo? ¿Por qué podemos contar y crear una historia, manipularla, editarla y guardarla o en su caso imprimirla y guardar un trozo de papel fotográfico que nos cuenta algo?

En una generación como la nuestra donde continuamente nos llenamos de imágenes, donde tenemos pinterest para imaginar una vida donde sabemos cocinar, nuestro baño es perfecto y nuestras vacaciones de jet setter, donde tenemos instagram para compartir que comemos, con quien lo comemos y donde lo comemos o nuestros outfits mientras tomamos café y leemos un libro, donde tenemos facebook para compartir nuestro eterno (6 meses es una eternidad en estos días) amor con nuestras parejas, que es? y para que sirve una fotografía? Cual es su evolución, hacia donde va, que nos representa?

Cuando la fotografía llego a mi vida, con una camarita cualquiera, fotografiaba mi cotidiano, imágenes que se atravesaban: una paloma muerta, una vecina chismosa en el balcón, basura colorida, texturas callejeras, etc, y la imaginación no me daba para entender de un mundo que me perdía.

En algún momento empece a convivir y conocer a muchos fotógrafxs que con su camarota, con sus ojos, con su búsqueda incansable de la luz lograban unos resultados nada cotidianos pero sí muy reales y que a su vez te transportaban a un lugar feliz. Y aún así hasta ahí llegaba mi capacidad de reproducir una imagen.

Pero un día entendí que no se acaba ahí y el mundo se (me) reinterpretó de nuevo,  presenciar un arte que puede ser transgresor, que puede ser curado, que puede ser manipulado por el fotógrafo para lograr otros resultados, otras visiones, otros conceptos de lo estático con lo dinámico. Podemos tomar a un ser inerte y darle vida a partir de una alteración escogida detenidamente por el fotógrafo. Hay un mundo misterioso y lejano que cuenta historias fantásticas creadas en la imaginación de un ente que no lo quiso dibujar, no lo quiso escribir, no lo quiso musicalizar, lo quiso fotografiar y  (re)crear ese lugar, esa imagen en papel fotográfico.

La luz, la imaginación, el ángulo, la obturación, la diversión y la frustración llegan a convivir en una imagen que al igual que una pintura nos puede llevar a la reflexión, al amor, a la justicia o la tristeza, todo está en la composición.

Cuando colaboro con fotógrafos para el blog o para sus portafolios, voy conociendo más sobre esto y recientemente, en esta sesión con el magnífico Mike Loeza jugamos con la luz y no solo la natural, si no de todo lo que nos rodeaba más las que el tenía. Y con poco, hicimos mucho!

Se las dejo por aquí y cuéntenme cuál es su experiencia con la fotografía.

MarianaBlueShirt5-32MarianaBlueShirt3MarianaBlueShirt2MarianaBlueShirt1

Y si me lo preguntan, sí si me siento mucho con estas fotitos porqué gracias a la fotografía, al que sabe manipular la luz, la cámara, y el momento me veo como jamás pensé verme y aunque esto será efímero, un día me voy acordar cuando lucía así.

Besos de coneja!

Todo fracaso una misteriosa victoria…

Hola conejitxs!

Sí, yo soy de esas criticadas personas que le toman fotos a su comida y las suben a redes sociales y no, “no pierdo el tiempo tomándole foto”  “mientras puedo estar viviendo el momento” y sobre todo saboreando lo que estoy a punto de devorar.

Cuando voy a desayunarbrunchearcomercenartomarcafé siempre o casi siempre tomo una foto. Hago una “curaduría” mínima – que no se vean servilletas sucias, que las marcas del azúcar light no se vean, que si las manos de mi acompañante ya sea el #novioinstagrameable o mi mejor amiga se ven cool cuando se asomen en las fotos, etc- busco que salga el menú para que puedan leer un poco más, si el nombre del lugar sale en el mapa lo apunto, si no va en el hashtag, describo que estamos comiendo, casi nunca digo si la comida es buena o mala, si el servicio fue bueno o fue grosero, si el ambiente esta cool o no, eso ya es decisión personal.

 

Amo la comida, amo compartir y degustar el momento de comer, me gusta compartir los lugares a los que voy porqué comparto la pasión de alguien más, comparto el sueño de algún emprendedor gastronómico, comparto las ganas de empezar un negocio, comparto el trabajo de más personas que dependen de que el lugar donde laboran llegue a más personas.

Sabían que estos lugares chulos que abundan en fotos de instagram, contratan a un equipo de diseño para que cuando estés en esa mesa, comiendo sobre ese plato, con esos tenedores, leyendo el menú, estés ante un proyecto integral que a la vista también sea deleite? Detrás de la imagen de un restaurante, coffee shop, bar, etc hay personitas que pagaron para que se viera así y tu dijeras: wow, el concepto está padrísimo! Ves? Punto para compartir fotos.

Hacer esto, no me quita más de 3 minutos, de verdad, acomodar esto, quitar aquello, hacer click en el teléfono, subir la foto a instagram con los datos más básicos, agregar unos hashtags y ya. El teléfono lo coloco hacia abajo y me dedico a platicar, reír, tardar horas comiendo, beber, vivir. Al final, en el coche, camino a casa contesto comentarios: ¿Si esta bueno? ¿Qué tal está? He querido ir, sabes la dirección?

En todo esto yo no le veo la pretensión, ni lo aspiracional, ni lo poser, es comida! Las redes sociales son para compartir nuestras cosas favoritas, estas personas molestas que comparten comida, comparten una de las cosas que más les gusta y las personas que les gusta comer para mí, son de las mejores.

¿Por qué solo comparto ciertos lugares? Ah porque las carnitas de San Baltazar ya hicieron su camino y ya están llenas siempre! Igual que las tortas Don Luis y su caldito de pollo, igual que la barbacoa levantacrudos de Momoxpan, son lugares que la gente llega solita al igual que las franquicias de las que trato de no consumir.

Así que les digo a todos: Compartan sus fotos de comida, que se vea antojable, que se vea el lugar, pongan la dirección y piensen que si tanto queremos consumir local, así es como se puede lograr también: compartiendo.

Besos de coneja!

 

“Impetuosa muerte”

Conejitxs!

Cuando empiecen a leer esto y sepan que trata de feminismo realmente espero que se queden, que me lean y que sin protestar, quejarse, enojarse o responder con su bendita necedad puedan escuchar lo que les quiero decir.

Sé que en estos días donde nuestra sensibilidad es afectada fácilmente y hacer cualquier tipo de broma que afecte a comunidades minoritarias es tan fácil y tan pecaminosamente divertido y más con esa libertad que nos dan las redes sociales de lastimar con alevosía que pensamos que “¿Qué puede pasar?” “Solo es una broma, tómalo más light” etc etc… Pero es que pasa y mucho.

La violencia siempre ha existido, cada día va creciendo más, cada vez nos violentamos más y los nuevos medios de comunicación no perdonan una al compartirla y es nos hace que respiremos violencia y entonces lo procesamos como un comercial más que pasa en la tele mientras vamos y nos preparamos un sandwich.

Con el feminismo, pasa algo así. Las mujeres han sido doblegas, olvidadas, lastimadas, subestimadas, por años y si bien es cierto que hay muchas a lo largo de la historia que han decidido no dejarse pasar por todo y esto y han logrado cosas grandiosas, aún hay mucho camino por recorrer.

A muchos no les queda claro que es diablos es el feminismo, pero se escucha feo, exclusivo y parece ser que tienes que odiar a los hombres para ser parte de este grupo. Pero no, (sí se los juro). Muchas veces al escuchar es significado más simple y sencillo de esta palabra hasta se atreven a decir que si es solo eso, sí, si podrían llamarse feministas.

Feminista: Adj. Persona que cree en la igualdad social, política y económica de las mujeres.

Ves? No es tan difícil ser feminista o creer en el feminismo como una corriente de equidad, verdad?

Bien, vamos por menos. ¿Por qué todxs deberíamos ser feministas?

Fácil, porque mujeres: Vivir libremente, sin miedo, sin que se nos juzgue por nuestras desiciones, sin mediciones de tiempo para casarse, sin comparaciones de belleza, sin discriminación en el trabajo, sin expectativas de genero, sin una idea inalcanzable del amor, hará de tu vida una vida más sencilla, más llevadera, más disfrutable.

Hombres (sí por que el feminismo busca destruir tanto el patriarcado como el machismo también y te conviene) Te imaginas poder mostrar tus sentimientos sin ser criticado? Imaginas tu vida sin estar pensando que tienes que que ser el proveedor de tu familia? Imaginas tu vida sin estar buscando ser el macho alpha de tus amigos? Imaginas amar a una mujer libre? Imaginas no sentirte encasillado solo por tu género?

Muchas de las cosas que nos molestan del género contrario son resultado de estereotipos que socialmente nos han impuesto y que ahora forma parte de burlas y chistes que siguen alimentando esta guerra sexista que paso de largo hasta que llegan a los feminicidios por ejemplo.

Sobre el tema hay más, mucho mucho más, cosas que no entiendo o no me queda claro y que cuando no entiendo siempre utilizo frases como “desde mi feminismo” porqué es el que me acomoda, el que voy procesando, hay espacio para la filosofía del feminismo, del como habita la mujer el mundo, como habita su habitación y escribe en ella apasionadamente, no hablaremos de eso para no asustarlos más. Pero por favor empiecen a entender que el feminismo no es un mal término, solo tiene mala fama…

Otro día hablamos de género, pero hoy les dejo esas ideas feministas y unas fotos tomadas por la Bella Lucía. A mi me emociona que pronto regresa el calor, las flores y los vestidos.

img_4519img_4555img_4562img_4550

 

Besos de coneja!

“Una suerte de ídolo”

Conejitxs!

Recientemente llegué a los 32 y sucedieron como suceden todos los cumpleaños seguidos de tu entrada triunfal a los 30´s. Cuentan, pero ya no cuentan tanto, ya estas disfrutando de tu nueva década, pero ya no es novedad.

Cada vez me voy adaptando más a los 30´s, a los cambios que va sintiendo mi cuerpo, a una madurez diferente de mis 20´s que proviene de cagarla mucho, decir cosas que no debí de haber dicho, dejarme llevar por pensamientos que no eran míos o venían de un lugar de enojo sin analizar que era lo que realmente me pasaba. Tampoco me siento más sabia, ni poseedora de revelaciones místicas, inclusive alguien que me lleve 10 años, aún me verá como una jovencita que se puede dar el lujo de muchas cosas, y sí, pero al igual que una mujer de 40, 50 o 60 años, cada quien se da el permiso que quiere para vivir su vida.

Yo me doy muchos permisos, por que solo yo decido por mi vida. Me permito irme de fiesta en martes o en viernes, terminar tarde, bailar hasta que los pies ya no me permitan, reír a carcajadas y emborracharme de felicidad con bebidas espirituosas. También me permito encerrarme en casa sola, con mis perras en un sábado, en un lunes o en domingo, no levantar ni un dedo y dejar tirada la rabbit home hasta que me de la gana.

A veces me permito criticarme. Sí, por que a veces a partir de la crítica una crece, una experimenta, una construye, una muta. A veces no me digo más que halagos por que eso también me da fuerza para convertirme en la mujer en la que estoy trabajando constantemente.

En ocasiones soy tan estúpidamente pop y en otros momentos soy una feminista intelectualoide, a veces netflix, instagram, facebook, twitter y las selfies me acompañan por horas en las tardes, pero también camino horas por el centro de mi ciudad hasta encontrar un lugar para leer un libro, repetirme frases, escribir notas y seguir leyendo. Y todo por que todxs podemos ser quien queramos y como queramos sin dar explicaciones, pero como diría aquel poema, lo que sí condono es que no sepas volar, que no tengas curiosidad, que no tengas hambre de conocer el mundo, que no te retes a pensar(te) de nuevas formas.

Llego a los 32 viviendo la independencia, viviendo las segundas oportunidades, originando nuevos contextos en mi vida a partir de lo que me gusta, me conviene, me mueve, me inspira.

Llegué a los 32 siendo la misma pero diferente.

Y para rematar el post, les dejo fotos de outfit.

Fotos por la bella Lucía Serranoimg_4472img_4479img_4483img_4484