Un deseo lúdico de imitación

Un día se puso de moda “ser señora” y por ahí, me di cuenta que yo ya era una.

En el post pasado, hablaba que era una “adultish”, que no terminaba de crecer, ni de ser una persona tan adultamente responsable pero eso sí, tenía ya casi lo era, pequeñas nimiedades que me mantiene con un poco de Peter Pan, pero hay algo innegable, ya soy una señora, mis 35 años no me dejan mentir.

Pero no solo yo, de repente una generación evocó el serlo, en convertirse en una y no solamente eso, sino básicamente, convertirte en tu madre.

¿Mi teoría? Antes, nuestras mamás, abuelas, suegras, tías y demás, se casaban (mucho más jóvenes) y casi luego luego, tenían hijos y ahí inmediatamente perdían la juventud y se convertían en señoras, aprendían a cocinar, se sabían los secretos de las plantas, conocían todos los remedios, vaya Pinterest les tendría envidia con todos los hacks y DIY que todas nuestras señoras saben hacer. Pero oh, la juventud, si bien viene con la edad, también es un trampa. Te dicen que puedes hacer todo, que te puedes comer el mundo de un bocado, que viajes, eches fiesta, que te desveles hasta altas horas de la madrugada, que te cuides pero no tanto, ya vendrán los años para tener que hacerlo por ti. Pero nada le gana a la sabiduría, a la voz de la razón, a la misma vida vivida, a eso que ya casi nadie te puede venir a contar porque ya lo aprendiste y eso, está mejor.

Siempre he marchado al son de mi propio ritmo, he hecho las cosas al revés, a mis tiempos, unas completas y otras sin terminar para siempre, la madurez no me llegó sabiendo hacer arroz, ni sabiendo las bondades del vinagre para usos domésticos, sino haciendo lo que se me da la gana, no siempre he triunfado pero hoy por hoy te puedo decir: “hazme caso, ya me pasó…” Y es que nadie aprende en cabeza ajena porque sabes que tienes que vivirlo para llegar a ser señora.

Ser señora -o señor, porque también aplica en los hombres- es encontrar una manta de seguridad en todas las cosas que tu madre -o padre- hacían y los veías como estas personas grandiosas que saben tanto y que te faltaba demasiado para llegar ahí, es un forma de tejernos un hogar para nosotros mismos.

Justo en esta cuarentena -ya platicaremos de este tema- lavar los trastes se ha vuelto una cosa de todos los días porque odiamos ver la cocina tirada, encontrarte entre semana o el fin de semana haciendo el jardín, buscando quitarle hojas secas a las plantas, sacando piecitos de una para darle paso a otras para crecer, regar muy temprano o cuando baje el sol porque sino quemas el pasto, remendar botones u hoyitos que tiene tu ropa, querer ir al mercado el domingo a comprar fruta, verdura, queso y flores, son cosas que les aprendí a mis padres cuando ellos ya eran señores, y seguro me faltan muchas muchas más por hacer y aprender. Y sé que suena a básicos de supervivencia, pero no se crean se necesita talento para escoger aguacates.

Cuando me casé, tenía 28 años y cuando escuchaba que me decían “señora” me daba una punzada en la panza, como si se me estuviera escurriendo los años y obvio con cero skills para serlo, siempre contestaba: “Señora, mi suegra y mi mamá” y ahora, aunque todavía siento la edad que se me viene encima, me gusta poseerme como una mujer más completa. que sabe un poco más, y sobre todo lo que quiere y lo que no.

¿Ustedes? ¿Les llegó la señitud desde antes? ¿O todavía les cuelga mucho para eso? Cuéntenme como ha sido su proceso.

Mientras, les dejo fotos de cachitos de mi casa que me hacen sentir señora que cuida sus espacios y sus plantas.

Maceta forrada con tela de vestido fav.
El libro que leo a las 6 am que me despierto and in between hours con una bebida refrescante en mi jardín. ¿Qué tal este nivel desbloqueado de señora?
La nueva versión del trinchador gigantesco que tiene la abuela.
Mi cocina.

Besos de coneja.

Road trip Veracruzano

¡Conejitxs!

En un post pasado les contaba que el año pasado había sido mi primer aniversario en Monstruo Canela y ¿saben qué significa eso aparte de la gran palmada que dice atta girl?

V A C A C I O N E S

Moy y yo estuvimos aplazándolas mucho, decidiendo lugares, que si road trip largo, que si uno más corto, que si Oaxaca, que si Veracruz, que si 3 días, que si una semana hasta que no podíamos esperar más y teníamos que tomar una decisión, sino, se me iban a juntar con las de este año y pues qué chiste, aparte coincidía en las fechas de aniversario de andar de noviecitos.

Al final ganó Veracruz, por cercanía, por puritito gusto y porque justo a los lugares que habíamos escogido ni Moy ni yo conocíamos: San Rafael, en la Barra de Nautla y una playa que se llama “La Mancha” y que es parte de una reserva ecológica, la cual, afortunadamente la cachamos sola y con el mínimo de turistas.

Primero, mis ganas de quedarme en http://www.maison-couturier.com/, una “pensión agricola” afrancesada que no tiene cuarto de madre, así que Moy y yo hicimos un deal with each other y le tocó invitar el hotel, no saben lo feliz que estaba, tenía años que veía su sitio web y fotos con la ilusión de un día poder quedarme ahí y sabía lo loca que me volvería tomando fotos.

Como fuimos entre semanas, el hotel estaba prácticamente para nosotros solos- aunque aquí empezó el drama de las vacaciones- el lugar está increíble, lleno de verde, de historias, de rincones con detalles precisos.

La comida sí nos quedó a deber, sus porciones son para alguien que nunca tiene hambre y un poco overprice para lo que es, aunque el restaurante es una belleza, llegas a desayunar y no te puedes decidir donde sentarte porque cada espacio es hermoso.

Tienen bicicletas que puedes tomar para recorrer el pueblo de San Rafael famoso por su historia francesa, quesos gourmet y licores de frutas o quedarte y pasear por las hectáreas de árboles frutales y con lo miedosa que soy para andar en bici, decidimos por los plantíos -¡qué belleza!.

Saliendo del hotel, manejamos 2 horas hacia el puerto para llegar a la otra playa. Rentamos un Airbnb que estaba sobre una colina a la que llegabas por un camino de arena y palmeras desde la cual podías ver el mar desde la cama.

Cuando llegamos aquí pasamos el mayor tiempo que pudimos en la playa porque a estas alturas ya nos habíamos peleado con el banco por hacernos cargos dobles en el primer hotel, cosa que no quedaba resuelta y el efectivo se nos estaba agotando. En la desesperación nos limitamos a la comida y a las chelas y ¿saben qué significa eso en las vacaciones? ¡Ufffff podías cortar la tensión con un cuchillo!

Tuvimos varios problemas técnicos para poder llegar a casa, que si no podíamos cargar gasolina porque se fue la luz en la zona, que no podíamos pagar las casetas con tarjeta, moríamos de hambre, se acababa la gasolina otra vez, ya no teníamos efectivo…. Las 5 horas más silenciosas de un road trip ever. Por fin llegamos a casa cerca de las 11 pm, muertos de hambre, decepcionados, enojados, etc… Al final -al final, final- lo tomamos como otra experiencia que vivimos juntos, que cuando la contamos les da risa a los demás y nosotros solo nos volteamos a ver como: Ps ya, que nos de risa.

Cuando empezamos a andar, nuestras primeras vacaciones juntos fue una semana a la Riviera Nayarita y fue perfecta, no teníamos ningún plan, íbamos de playa en playa, cada momento fue inolvidable, asumimos que siendo nosotros, este sería igual y no. A veces -muchas veces- las cosas simplemente no saldrán perfectas porque pues such is life, aunque a veces la vida misma te lo compense más adelante.

Aún así, tenemos fotos de recuerdos casiperfectos, ¿a ustedes les ha pasado tener vacaciones from hell? Cuéntenme sus experiencias.

Besos de coneja.

3 lugares en Cholula para comelones

¡Conejitxs!

Este post recopila 3 lugares muy diferentes entre sí pero que todos curan cualquier mal de hambre con un regalo extra: son deliciosos.

La Choripanes

En un ambiente rústico, al aire libre, mesas de madera reciclada y una decoración con botellas de vino, flores y líneas de focos, da la sensación de un lugar sin pretensiones pero con mucho sabor.

La carta varía entre pepitos de arracheras, choripanes sencillos o choripanes especiales, empanadas con un chimichurri para acompañar que que delicia, obvio también tienen cerveza y vino para acompañar ese sabor argentino que caracterizan estos lugares.

No es caro, tiene un horario de lunes a sábado de 1 pm a 11 pm, está en Atzala, lo cual es muy conveniente porque suele ser una calle tranquila, con lugar para estacionar siempre.

La Aldaba

Para los que disfrutan de la comida española tipo casera pero definitivamente gourmet, seguramente conocen primera “La Aldaba” muy cerca del Parque España, pues ahora viene la nueva generación y llegó a Cholula para quedarse.

La atención es super amena, el mejor remix de una torta hecha con ingredientes de sabores españoles, el agua de tamarindo más fresca y una tarta de Santiago que se ve -porque no la he probado- deliciosa, forman parte de este lugarcito que te definitivamente sacian el hambre y el antojo.

La decoración se luce con las paredes blancas, detalles en madera y recuerdos de diferentes momentos adornan las paredes de nuestra nueva tortería favorita.

No son las tortas más baratas del condado, pero valen cada peso, eso sí. Frente a lo que era Casa Nueve, La Aldaba estoy segura que se posicionará como las favoritas de todos, aparte si vives o trabajas cerca, te hacen el paro de llevártelas.

Atracadero

Por último, pero no menos importante hacen su aparición los mariscos. Un fin de semana casi siempre lleva una buena dotación de camarones para nosotros, no hay como ir por unos, una chelita al lado y un lugar sabroso donde podamos estar a gusto crudeando y para nosotros es: El Atracadero.

Tal cuál así lo conocimos (gracias Fer), en el último sábado del 2018 mientras nos recuperábamos de una fiesta, con su promoción de tacos de camarón más chela, nos enamoró por completo. Ahora ya es de nuestros lugares favoritos para ir por un caldo de camarón o una torre de mariscos.

Así que si andabas por San Pedro Cholula y ya no aguantas más con el antojo, tienes que pasar por aquí y háganse un favor, pidan el arroz, se les va a caer la baba.

Ahora que ya los antojé, ¿a cuál van a ir primero? obvio me cuentan.

Besos de coneja.

Un trip a Huasca de Ocampo y Real del Monte

¡Conejitxs!

Tengo un trip que contarles antes de que les cuente el otro tip que acabamos de hacer.

Por mucho tiempo me daban como repele los famosos “tours turísticos”, mi idea de viajar, turistear o conocer nuevas ciudades, se centra en que no querer seguir indicaciones, no ir solo a los lugares para turistas e inclusive hasta perderme, siempre con ganas de conocer algo más.

Recientemente, mi mamá me invitó a uno de esos tours donde te reúnes en el Parque Juarez a las 3 am para salir y yo medio renuente dije que sí -también era una buena oportunidad para hangear con mi madre-. El trip con destino a Pachuca, en particular a los Prismas Basálticos y a Real del Monte, fue un pequeño respiro de la ciudad, de los domingos habituales y de paso descubrir lugares nuevos, sentir la sinergía del agua con las piedras, buscar duendes escondidos y caminar por calles de un pueblo mágico que se mezclan con tradiciones inglesas -ahora les cuento porqué-.

Muy tempranito (8 am) estábamos llegando a los Prismas Basálticos, bajamos del camión, caminamos hacia ellos y de repente los ojos se me hicieron más grandes y yo me hice más chiquita al conocer por primera vez esta maravilla de la naturaleza. No podía creer que todo existiera por capricho de lo que fuera un volcán, el agua, las piedras y la energía. Fue impresionante sentir toda la fuerza que contienen los Prismas Basálticos, podías sentir todo tu cuerpo impresionado de lo que veíamos y sentíamos.

Después de desayunar ahí, la siguiente parada del tour era prácticamente a la vuelta: La Hacienda de Santa María Regla y wow, aunque es hermosa, grandiosa y un hito en la historia de Pachuca, chale, es la parte que en la clase de historia no te cuentan. Resulta que el que la construyó: Don Pedro Romero de Terreros construida entre 1760 y 1780 utilizó a todo mexicano que pudo para construir esta edificación, incluyendo mujeres y niños, arriesgando la vida de todos, esclavizándolos y prohibiéndoles la salida del recinto ya que lo construyó justo utilizando a los Prismas como muralla. Bueno, esto entre muchas cosas más que hizo este desgraciado, resulta que es de los de la casa de empeño de Nacional Monte de Piedad, los cuales son uno de los “benefactores” del teletón por ejemplo. ¿Culpa? ¿Cinismo? La disculpa de los españoles a los mexicanos de repente no se mi hizo tan disparatada.

Saliendo de aquí nos movimos a Real del Monte donde los chicos del tour Kultour (así los encuentran en Facebook ) hacen una buena investigación de dónde comer, qué visitar dependiendo del tiempo, si debes tomar un taxi o caminando puedes llegar a algún punto turístico, lo cuál está super chido porque ya no te sientes tan en tour sino que decides que ver y que visitar.

Nosotros decidimos buscar pastes, visitar el hospital de los mineros, tomar muchas fotos, pasear en un trolebus y caminar mucho. Esta zona minera tiene mucha historia también, hasta ese momento nunca me había preguntado por ese oficio -un poco con Sabrina jaja sorry- y ¿sabían que en Real del Monte fue el lugar que presenció la primera huelga de América Latina? La historia de las minas en México, es importantísima, es cruel por momentos y no recuerdo haberlo estudiando en la escuela -punto para viajar, cómo si lo necesitara-.

Processed with VSCO with c1 preset
Por cierto, ella es Zurhaar, una enfermera que llegó desde Holanda, siguiendo su convicción de ayudar a los demás. Vivió en el hospital de los minero y lo único que se sabe de ella es que todos la querían y que está enterrada en el panteón inglés del pueblo. Cuando te dan el tour de su casa, mencionan que “nunca hizo su vida, no se casó, ni tuvo hijos” y me dio mucho coraje que su vida pasó desapercibida por una nimiedad como esa, cuando una mujer en esa época, viajó sola a otro país para ayudar, esa me suena como una gran fucking life.

Me encanta aprender, aprender de mi país, de la gente que vive en otros entornos de los cuales desconozco, aprender a caminar calles por las que nunca había caminado, gracias má.

¿Ustedes ya han ido? ¿Ya conocían la historia de los mineros? ¿Cuál fue la última belleza natural mexicana que visitaron?

¡Besos de coneja!

Tlayacapan, Morelos

¡Conejitxs!

La semana pasada comenté con mis amigos en nuestr grupo de whatsapp que nos merecíamos un finde en algún airbnb, con alberca, aprovechando el calor, hacer nada de n a d a durante dos días, nada más que beber, comer y reír.

En menos de 3 días, ya habíamos reservado, hecho la lista del super y acomodado todo para salir el sábado a las 9 am.

Como a dos horas de Puebla, llegamos a Tlayacapan, Morelos, pueblo mágico, parecido a Tepoztlán pero un feeling más tranquilo y sin tanta gente, buena opción cuando tienes ganas de pueblear, conocer un lugar nuevo y que tenga el toque mágico que buscas para un fin de semana.

Processed with VSCO with c1 preset
Processed with VSCO with c1 preset
Processed with VSCO with c1 preset
Processed with VSCO with c1 preset
Processed with VSCO with c1 preset
Processed with VSCO with c1 preset

La vida adulta es abrumadora, bueno, la vida en general. Les he contado muchas veces que en lo particular no me siento una mujer de 34, divorciada, que vive en amaciato con su pareja, al final del día sigo siendo una chica de 20 años tratando de configurar el mundo todos los días. Pero de lunes a viernes de 9 am a 6 pm me siento y soy la más adulta (excepto por un par de chistes que me causan mucha gracia como si fuera una niña de 6) mientras trabajo.

Ser godín, te puede llevar a un mood de rutina que puede sacar de quicio, al mismo tiempo estar al pedo siempre también me lleva a un mood de adrelina que me emociona mucho, es encontrar el balance, ni mucho ruido, ni mucho silencio. Si trabajas mucho, resetearte un fin de semana es merecido.

Desde que soy una persona productiva (aceptésmolo, no siempre lo somos) estos fines de semana, nadando panza pa´arriba y viendo pasar el día con mis personas favoritas, me repetía como mantra: Me lo merezco, me lo merezco, me lo merezco.

Processed with VSCO with c1 preset
Processed with VSCO with c1 preset
Processed with VSCO with c1 preset

Dense pequeños regalos como esos, tendrán algo más que pensar/hablar aparte de lo que hacen de lunes a viernes.

Processed with VSCO with c1 preset
Processed with VSCO with c1 preset
Processed with VSCO with c1 preset
Processed with VSCO with c1 preset

Si van a Tlayacapan, pasen a comer a https://www.instagram.com/milamorestlayacapan/

Processed with VSCO with c1 preset
Processed with VSCO with c1 preset
Processed with VSCO with c1 preset
Processed with VSCO with c1 preset
Processed with VSCO with c1 preset

y después caminar por el pueblo, ver como la presidencia sigue derrumbada después de 2 años del temblor, su iglesia que también espera a ser arreglada, caminen por sus calles empedradas y tomen muchas fotos de las que no van a redes sociales.

Processed with VSCO with c1 preset
Processed with VSCO with c1 preset
Processed with VSCO with c1 preset
Processed with VSCO with c1 preset

Gracias a mis amigos y al Moy por un finde que me enseñó muchas cosas, que me dejó pensando otras y que reafirmó mis ganas de siempre salir de la rutina cuando estás a punto de volverte loca.

¿Ustedes como salen de la rutina?

Besos de coneja.

Mucha Parsimonia

¡Conejitxs!

Con este post solo quiero decir:

Tengan en su vida personas especiales y bonitas que les mande mensajes de: ¡Coneja, vamos por fotos al Carrusel de la feria!

Y también tengan a personas que cuando digas: ¿Vamos? te digan ¡Vamos!

Gracias a  por ser esta personita llena de vida, de una cosmo visión del mundo donde las fotos tienen otra luz, otra esencia y no siempre pertenecen a este mundo.

BLOG11BLOG10BLOG7BLOG6BLOG5BLOG4BLOG3

Título de post: Fragmento del libro: “Modelos de mujer” de Almudena Grandes.

Eat Me.

¡Conejitxs comelones!

Para los que me siguen en instragam (marianaconeja) saben que ahí pueden leer las reseñas cortas de los lugares dónde salimos a conocer, comer, amar u odiar y que siempre recomiendo.

Esta vez reuní los mejores del último mes para que igual que nosotros (Al Moy y a mí) les encanten, los consumen y también los recomienden.

Sin orden de importancia empezamos con:

Cervecería Bilderberg.

¿Dónde está? En la 4 Oriente 1410 en San Andrés Cholula.

Esta nueva cervecería tienen una estética muy de moda: tonos industriales, onda cool y desenfadada pero siempre cuidada.

Las personas que trabajan aquí saben su tema, tanto de comida como de cervezas, te explican todo con paciencia, te recomiendan cerveza de acuerdo a tus gustos e inclusive como es común tienen samplers para que puedas probar de varias y no te quedes con el antojo. No está de más y de hecho es necesario mencionar que ahí mismo tienen la fábrica de cerveza, esto no es solo su empresa, es su pasión.

La comida también es muy buena, se preocupan por su carne y se nota, en mi intagram pueden encontrar la foto del gigante Tomahawk que pedimos (para los 2 porque gordos pero consientes)

Si estás buscando dónde empezar el fin de semana o dónde terminar el miércoles, estas es una muy buena opción.

No es un lugar súper barato, tampoco hará repensar todo tu presupuesto de la quincena pero definitivamente vale la pena.

35923089_10160459461490246_2326635907966304256_n

La Javelina BBQ.

¿Dónde está? 4 Ote. 1401 San Andrés Cholula (Enfrente a Cervecería Bilderberg)

A La Javelina BBQ llegamos por una amiga (Ven? Todos somos influencers porque todos recomendamos cosas) a uno de sus brunchs dominicales y nos enamoramos como se enamoran dos gordos de un emparedado de brisket o pulled pork.

Nos tomó tiempo regresar en un día normal a probar el menú normal, pero cuando lo hicimos solo reafirmamos que este lugar definitivamente es uno de los mejores lugares para tragar cerdo tal cuál. Tienen Mac & Cheese, papas con chilli y postres deliciosos, todos de autor.

El lugar es semi abierto, mesas picnic, grava, muy Tex-Mex, la verdad sí está cómodo, tal vez no para estar muchas horas y aunque está techado si llueve o hace frío si se puede sentir la inclemencia del tiempo en tus huesitos.

Sus precios si están un poco elevados y los tragos que son muy buenos también están un poco overpriced para la cantidad que te dan, no crean que eso nos ha detenido y hemos pedido 2 o 3 diferentes que la verdad si lo terminas pagando con gusto.

 

36636863_10160498669655246_7781037579800936448_n

Antes Meridiano

¿Dónde está? Calzada Zavaleta #910, San Andrés Cholula.

¿Se acuerdan de ese domingo dónde los mexicanos fuimos a votar y nos importó estar parados un buen rato esperando pasar porque era el momento de cambiar el país?

Bueno, ese día después de las increíbles fotos que nos tomó la  nos fuimos a desayunar a este lugarcito chiquitito pero gigante en sabor.

Otro de esos lugares donde amigos lo compartieron tanto en sus redes que me ganó la curiosidad y ganó más nuestros corazones con su café y pan hechos con tanto amor que sabe en cada bocado.

Antes Meridiano definitivamente es uno de eso lugares cute, para brunchear o desayunar en un ambiente familiar de fin de semana.

El precio es promedio de lugares bonitos para comer, no te sacará un ojo de la cara, y todo lo que pidas vale la pena, el menú está muy bien diseñado para todos lo antojos.

36682591_10160514261215246_451066828454625280_n

Prasann

¿Se acuerda que hace unos 8 o 9 años no teníamos propuestas gastronómicas de comida asiática? Sí, existían los lugares de “sushi” que en realidad eran menús larguísimos llenos de combinaciones de rollos japoneses o por ahí había buffet chinos que bueno… ya sabemos como es…

¿Dónde está? Tecamachalco 85 Local 2-3 Tercer piso Plaza La Paz.

Prasann sabe a Asia y es que no es un sabor en particular, son muchos, son infinitos, lo cuál es una verdadera belleza para tus sentidos.

El gingebre, el pasto, el cerdo, los cítricos, las nueces, la sriracha, todo se combina a la perfección para que un pedacito de otro mundo esté en tu mesa. Nuestros favoritos son los dumplings, los buns, el pad thai y su ramen.

Sus cocteles también son deliciosos, tienen sake y cervezas japonesas que lo hacen todo muy divertido.

Al igual que los demás lugares, no es barato, pero tampoco te hará cuestionarte todo lo que comiste, porque todo vale la pena.

 

Processed with VSCO with c1 preset

Como siempre: Cuéntenme a cuáles han ido, que les ha gustado y cuáles me recomiendan porque esto de comer delicioso es una muy mala costumbre que nos encanta.

¡Besos de coneja!