Todo fracaso una misteriosa victoria…

Hola conejitxs!

Sí, yo soy de esas criticadas personas que le toman fotos a su comida y las suben a redes sociales y no, “no pierdo el tiempo tomándole foto”  “mientras puedo estar viviendo el momento” y sobre todo saboreando lo que estoy a punto de devorar.

Cuando voy a desayunarbrunchearcomercenartomarcafé siempre o casi siempre tomo una foto. Hago una “curaduría” mínima – que no se vean servilletas sucias, que las marcas del azúcar light no se vean, que si las manos de mi acompañante ya sea el #novioinstagrameable o mi mejor amiga se ven cool cuando se asomen en las fotos, etc- busco que salga el menú para que puedan leer un poco más, si el nombre del lugar sale en el mapa lo apunto, si no va en el hashtag, describo que estamos comiendo, casi nunca digo si la comida es buena o mala, si el servicio fue bueno o fue grosero, si el ambiente esta cool o no, eso ya es decisión personal.

 

Amo la comida, amo compartir y degustar el momento de comer, me gusta compartir los lugares a los que voy porqué comparto la pasión de alguien más, comparto el sueño de algún emprendedor gastronómico, comparto las ganas de empezar un negocio, comparto el trabajo de más personas que dependen de que el lugar donde laboran llegue a más personas.

Sabían que estos lugares chulos que abundan en fotos de instagram, contratan a un equipo de diseño para que cuando estés en esa mesa, comiendo sobre ese plato, con esos tenedores, leyendo el menú, estés ante un proyecto integral que a la vista también sea deleite? Detrás de la imagen de un restaurante, coffee shop, bar, etc hay personitas que pagaron para que se viera así y tu dijeras: wow, el concepto está padrísimo! Ves? Punto para compartir fotos.

Hacer esto, no me quita más de 3 minutos, de verdad, acomodar esto, quitar aquello, hacer click en el teléfono, subir la foto a instagram con los datos más básicos, agregar unos hashtags y ya. El teléfono lo coloco hacia abajo y me dedico a platicar, reír, tardar horas comiendo, beber, vivir. Al final, en el coche, camino a casa contesto comentarios: ¿Si esta bueno? ¿Qué tal está? He querido ir, sabes la dirección?

En todo esto yo no le veo la pretensión, ni lo aspiracional, ni lo poser, es comida! Las redes sociales son para compartir nuestras cosas favoritas, estas personas molestas que comparten comida, comparten una de las cosas que más les gusta y las personas que les gusta comer para mí, son de las mejores.

¿Por qué solo comparto ciertos lugares? Ah porque las carnitas de San Baltazar ya hicieron su camino y ya están llenas siempre! Igual que las tortas Don Luis y su caldito de pollo, igual que la barbacoa levantacrudos de Momoxpan, son lugares que la gente llega solita al igual que las franquicias de las que trato de no consumir.

Así que les digo a todos: Compartan sus fotos de comida, que se vea antojable, que se vea el lugar, pongan la dirección y piensen que si tanto queremos consumir local, así es como se puede lograr también: compartiendo.

Besos de coneja!

 

Intimidación Progresiva.

Conejitxs!

Seguimos en nuestra misión de comida española en Puebla, si no crean que la hemos dejado, pero no todos los días esta uno en el mood español.

El sábado pasado nuestro plan era visitar esta nueva zona comercial en Nativitas, Tlaxcala: Val´quirico .

15310284_10211097138641466_1633386678_n

Para los que ya conocen y bueno para los que no, Val´quirico nos presenta una propuesta un tanto diferente, en un lugar temático, tipo medieval, tipo mediterráneo, inspiración italiana-pueblo europeo, ideal para que todos nos volvamos locos tomando fotos de cualquier rincón que encontramos.

Decidiendo donde comer con tan amplia oferta gastronómica (si, dígalo con un poco de sarcasmo, pues la mitad de los restaurantes que están ahí ya los hemos visitado en Puebla) nos decidimos por probar “El Mesón de los Reyes”

img_7386

Sí así con letras faltantes en su letrero, así nos decidimos a entrar (soy la única que la importancia a esos detalles?)

Nos sentamos en la terraza, al aire libre en estas mesas tipo picnic de madera, observando todo lo que ocurría en la plaza principal, para empezar, muy buena atención.

img_7378-1

De entrada y para abrir el apetito nunca podemos saltarnos unos pulpos a la gallega, así que en cuanto ordenamos nos dispusimos a ordenarlos. También estos se han vuelto referencia a cada lugar al que vamos.

img_7382

A mi me parecieron buenos (así, a secas) y al guapo que me acompañaba no le gustaron casi nada. El sabor fue muy simple y aunque esta presentación de pulpos se distinguen por su aceite de oliva y sal de grano, siempre hay un extra que te deja queriendo más… Estos no…

Abrimos el menú y con un menú muuuuuy extenso y muy rebuscado encontramos platillos como: Braó Castellano, Porcell a la cordobeza, Peu de Vedella o Xai de la Masía.

Pero nosotros no decidimos por el Conill a la Catalana (confit de conejo con verduras y chorizo español, acompañado de papa y champiñones)

img_7384

Sí, muy bonita la presentación, pero de alguna manera sentía que ya lo había probado en casa de mamá… Algo así como pollito en salsa de champiñones y no me lo tomen a mal, mi madre cocina delicioso, pero ni es española y no buscaba esa sensación de comí en casa de mis padres.

Pedimos una paella, por que fue la recomendación de la casa y bueno, veamos que tal:

img_7383

Una paella buena (así, otra vez, a secas), con todo lo necesario que lleva… Y bueno, ese camarón tan grande, lo fui guardando y guardando para el final, como la mayoría hacemos cuando algo nos encanta. Cuál fue la sorpresa que estaba echado a perder! Sí, así… Saben lo peligroso que es tener un camarón pasado en cualquier lugar, y más en un restaurante?! Se lo hicimos saber a la mesera de una manera muy discreta y esperábamos que llegara el gerente, o algún tipo de descuento, pero no, creemos que solo lo tomó como un consejo y no una advertencia para quien pidiera paella.

Lo recomendaríamos? No realmente. Volveríamos a ir? Solo si nos invitan para lucirse esta vez.

¿Cómo lo calificamos?

Del 1 al 5 siendo 5 la calificación más alta.

Precio-Calidad: 3.

Atención: 4. Nuestra mesera fue muy atenta (pero pasó desapercibida nuestra queja) y el garrotero siempre atento a nuestra mesa.

Espacios instagremeables: 5. Todos los espacios de Val´quirico son chulos y El Mesón de los Reyes no es la excepción.

Comida instagrameable: 4. Buena presentación de comida, y muy buena carta de vinos.

Sazón: 2. Ya lo mencionamos, nada nos volvió locos.

Pretensión: 5. (Si, ya sabemos que está en lugar fresa de moda, pero no es necesario taaanta pretensión)

Ustedes han ido? Que les pareció? Tienen más lugares de comida española para recomendarnos?

Oscura felicidad.

Conejitxs!

Recuerdan la misión gastronómica que tengo? Encontrar el mejor lugar para comer comida española en Puebla?

Bueno, hoy les traigo nuestra segunda recomendación y es: La Amistad.

Este lugar ubicado en la 41 poniente No. 321 en la colonia Huexotitla, es más que un referente para la noche de señores jugando dominó y tapeando con unas cubas al lado.

Este lugar no es ni el mas fancy ni más trendy, pero si es un espacio para pasarla a gusto cualquier día de la semana con tu club de Toby y aunque ya se ha diversificado más en cuanto a su clientela (ya llevan a las esposas, a las secretarias, a las amigas, a la novia) sigue siendo de esos lugares, donde van a comer y se quedan hasta en la noche cuando todos ya se han puesto bohemios y es que si necesitara describir a La Amistad esa sería una de las palabras: Bohemio.Inclusive no falta al que toca la guitarra pasando de mesa en mesa ofreciendo canciones y que algunos clientes inclusive ya conocen bien.

Sin más les dejo las fotos, traten de sobrepasar la calidad y fíjense en la comida.

Puedes contar cuantos clubs de hombres ves por ahí?

fullsizerender-2

No toda la comida es española, también hay chalupas, alitas de pollo y papas a la francesa (¿?)

fullsizerender-3

Cazuela de salchicha blanca. Buena.

fullsizerender-4

Croquetas de jamón. Nos hubiera gustado una mejor presentación, pero cuando las pruebas se te olvida.

fullsizerender-5

Pulpo a la gallega. Nuestro platillo favorito de este lugar, definitivamente.

fullsizerender-6

 

Como lo calificamos?

Del 1 al 5 siendo 5 la calificación más alta.

Precio-Calidad: 5.

Atención: 4. (Los meseros pueden andar un poco dispersos)

Espacios instagremeables: 3. (No es un lugar para instagramear cada rincón, pero estos lugares bohemios no lo necesitan)

Sazón: 5.

Comida instagrameable: 3. (No tiene la mejor presentación, pero el sazón es muy casero y para nosotros, dependiendo del lugar, cuenta mucho)

Estos lugares, me parecen que son los típicos lugares españoles… Lugares a donde llegar, donde ya te conocen, donde te puedes ir a desestresar, beber, jugar dominó y pasarla bien… Si andan por la zona de Huexo, pasen a echarse una tapa o una torta y me cuenta que les pareció.

Y si tienen más recomendaciones de donde seguir la misión, compartan!

Besos de coneja!

¿Dónde se asegura el gozar?

Hola Conejitxs!

Como les platicaba en el post anterior, ampliamos el contenido de este blog y ahora esta coneja no solo es “fashion blogger” si no también “food blogger“.

Y no vamos a entrar en tema así como así, no vamos a empezar hablar de todos los lugares que me encuentro e instagrameo, no no no, vamos a ser más específicos y es por eso que hemos diseñado una misión en particular para el blog.

El reto: Encontrar la mejor comida española en Puebla.

Como muchos saben, Puebla es una ciudad con una amplia comunidad española, desde familias de mucha tradición hasta de una o dos generaciones, por lo tanto existen lugares desde pequeños con sazón casero hasta restaurantes mas “gourmet” que ofrecen estos alimentos desde la madre Patria.

La comida española no solo es paella y tapas, al igual que México tiene una amplia variedad de platillos dependiendo de la zona del país.

El antojo va desde pulpos a la gallega, fideuá, gambas al ajillo, croquetas, sopa de ajo, fabada, uufff y más, mucho más y alguien tiene que encontrar donde comer una buena carta española.

Cuando empezamos a buscar comida española, aparecieron varias opciones, había que empezar por algún lado y decidimos que “La Aldaba” ubicada en Ave. 25 ote #1414 (muy cerca del parque España por cierto) debía ser el lugar.

Un pequeño restaurante sin pretensiones, atendido por la dueña: Doña Inmaculada originaria de Bilbao que te recibe tan de buenas, tan platicadora que hasta ganas dan de que se siente contigo a platicar de comida y experiencias gastronómicas

La gente no deja de entrar y llevarse pedidos de tarta de santiago, saludando muy familiarmente a la dueña como si fuera parte de sus fines de semana.

Que pedimos?

Entrada: Pimientos del piquillo rellenos de bacalao.

IMG_6720

1er plato: Sopa de Ajo.

IMG_6721

Chapatas: Aldaba (milanesa de res, chorizo tipo español y queso)

Del mar (Calamar a la plancha en aceite de Oliva al Ajillo)

IMG_6722

 

Postre: Tarta de dátil con nuez.

Natilla.

FullSizeRender (1)

 

Bebidas: Vino

Horchata de Chufa (la chufa son unos pequeños tubérculos con forma de nudos que proceden de las raíces de la juncia avellanada que se llama así por la forma de su fruto, parecido a la avellana.)

IMG_6717IMG_6718

 

Como lo calificamos?

Del 1 al 5 siendo 5 la calificación más alta.

Precio-Calidad: 5.

Atención: 5.

Estética del espacio: 5.

Sazón: 5.

Pretensión: CERO. (Y ustedes dirán que tiene que ver en la calificación, pero para los que viven en Puebla o son de la ciudad, entienden que esta calificación es básica para criticar un restaurante en estos lares.)

Este lugar tiene nuestra completa aprobación para un sábado de flojera o un martes hambriento. Prometemos que no se van arrepentir.

Tienes sugerencias de comida española en Puebla?

Espero que su lunes sea deliciosamente cool.

Besos de coneja.

Entre lo real y lo deseado.

Conejitxs!

Como les conté en el último post donde celebró 2 años de bloggear quiero empezar a incluir más contenido que me apasionan, así que este post es sobre una pasión que forma mi vida: Ser Comelona.

Así es, esta conejita blogger fue parte de la mercadotecnia foodie que se vive actualmente y que nos llena los timelines de fotos tanto perfectamente curadas como fotos fuera encuadre pero que no por eso se nos deja de antojar, estar ahí degustando.

Y este amor por la comida no se sucedió apenas, mi madre es una gran cocinera al igual que la abuela Carlota, mi hermana estudió gastronomía y esta conejita foodie se dedicó a comer con singular alegría.

Pero no nada mas se trata de comer por comer o beber por beber, hay que saber hacerlo, y por saber hacerlo me refiero aprender a distinguir sabores, conocer el mundo por medio de bocados, convivir en una mesa llena de las mejores personas para ti con las mejores platicas o invitarte en soledad a ese lugar que tanto has estado espiando a lo lejos.

Soy de esas que suben fotos de lo que come, sí, lo acepto y por mas artículos que leo sobre “disfrutar más el momento” y menos la parte poser de llenar un instagram con imágenes inspiracionales de lugares para comer, me gusta pensar que estoy invitando y recomendando lugares locales que valen la pena ser mencionados. Poco a poco lo he ido logrando, lo veo cuando me escriben para preguntarme por las mejores hamburguesas, donde ir por pasta, por donde esta ese lugar chulo donde desayuné y es ahí donde un emprendedor local se va dando a conocer.

Al igual que las coffee shops, estos restaurantes locales tal vez nunca les ganarán a franquicias con estándares de calidad, logos mercadológicamente pensandos para tu satisfacción y meseros uniformados con cara de felicidad todoeltiempo.

Puebla es un mercado difícil, y los poblanos más. Somos criticones, no nos gusta nada y tampoco nos gustan los cambios; una vez que adoptamos un lugar es difícil que lo cambiemos, de ahí tal vez al miedo de muchos de arriesgarse abrir un lugar nuevo.

Cuando en la ciudad se une una buena imagen, un espacio agradable, buena comida y buena atención, tiene mis totales recomendaciones. Ha costado trabajo, a veces llego por una buena imagen y resulta que tiene las sillas y mesas más aburridas ó llego por que ofrece una buena carta, creativa y deliciosa pero el servicio es de lo peor y hasta de malas sales. No todo es miel sobre hojuelas, pero esa es mi tarea.

Habiendo dicho todo esto, los invito a que me sigan por instagram como @marianaconeja o #ConejaFoodie #MarianaConeja para conocer un poco de mis tours gastronómicos por la ciudad (esos incluyen cafés chulos y bares, por que wino forever) y de vez en cuando fuera de Puebla también.

Para el blog tengo preparado una misión en particular que ya les contaré después. Mientras babeen con las fotos y también siempre se reciben sugerencias de lugares o invitaciones!

Gracias por pasar y besos de coneja!