¿Por qué soy MarianaConeja?

¡Conejitxs!

Este enero cumplí 34 años y fue otro año de reírme un chingo, llorar varias veces, desesperarme a lot a lot  y también muchos fucking proud moments. Y como cada año donde cada quien se llena una vez más de miles de experiencias e historias, hoy les quiero contar una en especial y que ha sido de la curiosidad de varixs:

¿Por qué soy o me dicen o me nombro como Mariana Coneja?

A long long time ago, en otra vida, tuve una pareja con el que empecé el proyecto de una cafetería dentro de un espacio artístico que en aquel entonces era conocido como “Don Apolonio” (antes La Perrera -otras personas, same artsy vibe- ahora Casa Nueve, aunque ahora ya tampoco es Casa Nueve -los cholultecas y poblanos sabrán de que hablo) donde tomábamos clases de dibujo por las tardes y conocimos personas que ahora son nuestros de amigos más cercanos -con todo y que nos los dividimos en el divorcio- en fin, salió la propuesta de poner una cafetería ahí y así la gente podía visitar la galería, tomar talleres y pasar a echar chisme y el café.

El concepto y el nombre ya lo tenía desde años atrás y no había tregua para cambiarlo: “The Rabbit Hole”.

Desde la primera vez que vi la película de Alicia en el País de las Maravillas quedé impresionada de la imaginación de alguien que pudiera describir lugares y personajes de tal manera, que unas letras llenas de locura tuvieran toda la lógica del mundo y aún así te tuvieras que tomar un momento para realmente comprenderlo. Pero el conejo -aparte de Alicia- siempre había sido el personaje que más me llamaba la atención porque fue gracias a él que se desata la curiosidad, el que te lleva a imaginar, es la locura que persigues porque estás segura de que existe y que no te lo estás inventando. Así que caer el hoyo del conejo era lo mejor que podría pasar, viajarías a un lugar que nunca habías visto pero que era exactamente como te lo habías imaginado.

Un febrero, un año chino del conejo y con la exposición de un gran artista y compa: “Conejo Muerto”, abrimos nuestro coffee shop y la gente fue llegando, ubicándonos como “los conejos” y así poco a poco fui convirtiéndome en CONEJA… “pregúntale a la coneja”, “no sé, la coneja sabe”, “cuando llegues pregunta por la coneja”.

La gente me empezó a llamarme así y poco a poco se fue construyendo un alter ego que se convirtió en una personalidad. Ya no solo era Mariana, ahora era Mariana Coneja. Y entonces empezó la colección de conejos, los souvernirs de amigos me traían pensando en mi como coneja, yo misma empece a buscar cosas que tuvieran conejos, llegaron los tatuajes de conejos también y los amigos nuevos que se toman la confianza de llamarme así.

Los conejos son tiernos, son cute, gracias a la cultura pop son sexys, son atrevidos y son traviesos y ahí encontré una buena definición de una personalidad que ya había nacido casi a partir de los demás y complementando por mi misma.

Amo este meme, por cierto.

Y esa, conejitxs es la historia de como me convertí en Mariana Coneja, como mi vida tiene un lugar mágico donde los conejos existen entre nosotros buscando y contrando easter eggs solo para darnos pistas de una matrix y sus errores…

By the way feel free de llamarme así si me ven, conocen o nos presentamos en algún momento.

¡Besos de coneja!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s