“…la nostalgia de la continuidad perdida.”

Conejitxs!

Hace no mucho leía uno de estos textos sobre como los millenials han venido arruinar el mundo y tienen (tenemos) la culpa de todo lo malo en esta sociedad y ese tema en especial era algo así como “Los millenials prefieren llenar de plantas sus casas y cuidarlas a no tener hijos” NETA?! NETA?!.

Primero eran las mascotas las que llegaron a sustituir a los hijos y bueno, eso todavía tenía sentido, pero plantas? plantas? Esas criaturas solemnemente inmóviles, decorativas y divertidas? Que con los espacios que ahora nos rentan, imposibles de poseer un jardín, lo siguiente mejor es llenarlo de verde para no sentirnos tan enconcretados. Cuando novio y yo buscábamos casa para mudarnos juntos, una de nuestras prioridades era un jardín, un espacio verde para Chalupa, Cemita y Helmmut y fue una misión que nos llevó un par de meses, ya que ahora todos los arquitectos sustituyen el jardín por un roof garden, no etiendo como sustituyen un área verde con azotea tipo terraza. No hay alguna ley que diga que todas las casas deben tener por lo menos 2 cms de pasto?

Leyendo ese texto me hizo pensar en mis abuelas y en mi madre, con su pasión por decorar sus hogares con macetas, plantas, flores, árboles y si realmente es una fracción estética de quienes somos y como queremos sentirnos cuando lleguemos a casa o el simple gusto de sentirse rodeada de colores naturales. Cuando era niña y vivía en casa de mis padres, ir a viveros a comprar plantas para sembrar me parecía aburridísimo y tedioso pero no entendía de hacer tu casa, un hogar y empezar con plantas es unos de los primeros pasos.

Hoy por hoy tengo mi casa, y voy buscando espacios para llenarlos de vida, de colores, de naturaleza, a veces no tengo el nombre de todas mis plantas, o a veces inclusive se me han muerto, pero cuando sobreviven, cuando las cuido, cuando florecen, cuando crecen, cuando me platican que se quieren cambiar de lugar y entonces se levantan más hermosas, me llena de una satisfacción tonta que sé que las mujeres de mi familia lograron escabullirse en mi y en mi necesidad de naturaleza dentro de casa.

Les dejo un cachito de mis plantas en mi casa y sí, ya soy de esas señoras que le dice a su marido: mira viejo, al jazmín si le gusta ese lugar, mira que chulo se puso!

Ustedes? Como van sus plantas? Compran? Las cambian de lugar y las saben cuidar?

Título: “En la base, hay pasajes de lo continuo a lo discontinuo o de lo discontinuo a lo continuo. Somos seres discontinuos, individuos que muere aisladamente en una aventura ininteligible; pero nos queda la nostalgia de la continuidad perdida.” El Erotismo, George Bataille.

Besos de coneja!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s