“Individualidad discontinua”

Conejitxs!

No sé ustedes, pero últimamente he(mos) escuchado mucho sobre los famosos capsule wardobre, sobre la moda consiente, sobre sólo comprar ropa (o cosas en general) que necesitamos y así vivir una vida más minimalista. Todo eso más a una de mis reglas de solo comprar ropa en temporada de rebajas. KHAAAAA!!!!??? Si, conejitxs, sólo compro ropa en temporada de rebajas, a menos que necesite alguna pieza en especial o tenga un evento, S O L O COMPRO EN R E B A J A S.

Empty rack of clothes and hangers after a big sale.

Pero bueno, vamos partiendo todo por partes:

Los capsules wardobre han empezado a surgir como una forma más consiente, minimalista y fácil de vivir la vida. Es una lista sencilla, de prendas básicas para así poder hacer muchas combinaciones a partir de esas prendas multifuncionales que dependiendo de con qué les hagas match, les puedes dar miles de vueltas. Ese black dress que va perfecto con stilettos para una cena, también queda perfecto con una chamarra de mezclilla y tenis para un viernes casual. Así, vamos perdiendo menos tiempo decidiendo que ponernos cada mañana, no nos rompemos la cabeza y vamos adoptando un modo de vida donde no nos aferramos a los objetos, aunque estos también lleven su aportación emocional. Tengo que admitir que no es para todos, es un reto y definitivamente yo no sé si podría, aunque la idea es llamativa sólo para saber si puedo ser lo creativa suficiente para armar un buen look con mínimo.

Essentials-White-Background

En esta onda de la simplicidad como forma de vida, ¿Qué tanto necesitamos las cosas que creemos que queremos comprar? De verdad necesitamos el closet de las celebridades que salen en las revistas? Nuestra casa tiene que lucir como tienda de decoración de interiores? Realmente necesitamos una pantalla más en casa u otro marco para fotos que nunca vamos a imprimir? Y no me lo tomen a mal, las cosas estéticamente bellas u ociosas son igual de importantes para nuestra vida porque representan una forma de negación ante nuestra fatal existencia (exageré, verdad? bueno, me entendieron).

shopholic

Y bueno, en confesiones de una (muy terrenal) blogger, admito que solo compro en rebajas. Sí, durante todo el año, prácticamente no compro nada, tal vez un par de zapatos por aquí, una t-shirt por allá, tal vez inclusive un vestido para algún evento pero eso es todo. Llega enero/julio y son míos. En mis 20´s cuando la vida no me corría, iba de compras, salía con mis bolsitas de Zara y el mundo era mío, después me daba coraje haber pagado tanto por una falda y en rebajas hasta un 70% menos, que robo! Así que decidí esperar y para alguien a quien la paciencia se le presenta como una forma de reto, he decidido esperar y pagar menos para llevarme más. Se lo que necesito en mi guardarropa y un par de prendas extras para darme el factor sorpresa de: ¡¿Con que me voy a poner esto?! En mis 30´s me encontré comprando faldas lápiz, sacos, vestidos y me dio un sentimiento responsable de adquirir prendas que me van a durar más tiempo, que son maduras como yo, ok no, pero más adultas y eso me gusta, como parte de mi y verme como me van pasando los años. Aparte como parte de mi entrenamiento shopper, tengo un ojo entrenado para encontrar tesoros, hasta en el departamentos de calzones del súper.

i love sales.jpg

Ustedes como son comprando? Cómo les va en las rebajas? La responsabilidad consumista les ha llegado? O a veces como yo, cuando andan caminando solas se les atraviesa un labial o una bolsa?

Título: “Desfallece nuestro corazón frente a la idea de que la individualidad discontinua que está en nosotros será aniquilada súbitamente.” El Erotismo, George Bataille.

Anuncios

“…la nostalgia de la continuidad perdida.”

Conejitxs!

Hace no mucho leía uno de estos textos sobre como los millenials han venido arruinar el mundo y tienen (tenemos) la culpa de todo lo malo en esta sociedad y ese tema en especial era algo así como “Los millenials prefieren llenar de plantas sus casas y cuidarlas a no tener hijos” NETA?! NETA?!.

Primero eran las mascotas las que llegaron a sustituir a los hijos y bueno, eso todavía tenía sentido, pero plantas? plantas? Esas criaturas solemnemente inmóviles, decorativas y divertidas? Que con los espacios que ahora nos rentan, imposibles de poseer un jardín, lo siguiente mejor es llenarlo de verde para no sentirnos tan enconcretados. Cuando novio y yo buscábamos casa para mudarnos juntos, una de nuestras prioridades era un jardín, un espacio verde para Chalupa, Cemita y Helmmut y fue una misión que nos llevó un par de meses, ya que ahora todos los arquitectos sustituyen el jardín por un roof garden, no etiendo como sustituyen un área verde con azotea tipo terraza. No hay alguna ley que diga que todas las casas deben tener por lo menos 2 cms de pasto?

Leyendo ese texto me hizo pensar en mis abuelas y en mi madre, con su pasión por decorar sus hogares con macetas, plantas, flores, árboles y si realmente es una fracción estética de quienes somos y como queremos sentirnos cuando lleguemos a casa o el simple gusto de sentirse rodeada de colores naturales. Cuando era niña y vivía en casa de mis padres, ir a viveros a comprar plantas para sembrar me parecía aburridísimo y tedioso pero no entendía de hacer tu casa, un hogar y empezar con plantas es unos de los primeros pasos.

Hoy por hoy tengo mi casa, y voy buscando espacios para llenarlos de vida, de colores, de naturaleza, a veces no tengo el nombre de todas mis plantas, o a veces inclusive se me han muerto, pero cuando sobreviven, cuando las cuido, cuando florecen, cuando crecen, cuando me platican que se quieren cambiar de lugar y entonces se levantan más hermosas, me llena de una satisfacción tonta que sé que las mujeres de mi familia lograron escabullirse en mi y en mi necesidad de naturaleza dentro de casa.

Les dejo un cachito de mis plantas en mi casa y sí, ya soy de esas señoras que le dice a su marido: mira viejo, al jazmín si le gusta ese lugar, mira que chulo se puso!

Ustedes? Como van sus plantas? Compran? Las cambian de lugar y las saben cuidar?

Título: “En la base, hay pasajes de lo continuo a lo discontinuo o de lo discontinuo a lo continuo. Somos seres discontinuos, individuos que muere aisladamente en una aventura ininteligible; pero nos queda la nostalgia de la continuidad perdida.” El Erotismo, George Bataille.

Besos de coneja!