Contemplación poética

Conejitxs!

Pienso mucho en la importancia de no ser genéricos, en la importancia de tener personalidad definida pero con puntos de fuga que nos permita siempre conocernos más, siempre sorprendernos más, siempre ser curiosos. Pero cuántas veces no hemos escuchado: “Yo escucho todo tipo de música” “Yo te veo películas de todo género” “Te leo novelas de todo tipo”. No sé ustedes pero eso a mí me pone malita de mis nervios, por qué? Porqué no puedo con alguien genérico, que es promedio, que tiene gustos básicos.

Tengo la necesidad constante de buscar y encontrar gente rara, asombrosa, que me enseñe cosas que no tenía idea de como funcionaban, que pueda ver en sus ojos la pasión que les mueve hablar de bueno, eso, sus pasiones.

Pasé mucho tiempo buscando personas con alma, con personalidad, con gustos tan exactos que rayan a veces en el culto. Esas personas mágicas que no pertenecen, esos seres que los best sellers no están escritos para ellos, que las películas más taquilleras no les llaman la atención, esas criaturas capaces de cuestionar, de preguntar, de curiosear por donde los demás no ven nada, de esos quiero llenar mi vida, a ellos los quiero escuchar, de ellos quiero aprender.

Yo no sé que tanta personalidad tengo o que tan básica soy, a veces me gusto excéntrica, a veces me siento perdida en un mar de música pop y Kardashians. Soy una coneja que adoptó a Alicia como mi personaje curioso que va detrás de un ser imaginario tan real capaz de meterla en un mundo irreal. A esta coneja le gustan las comedias románticas pero de culto, cuando escucho música me obsesionan las mujeres con voz de terciopelo o latinas que hablan del amor a la tierra, mis gustos literarios van igualmente por escritoras y por lo general esas que llevan la melancolía a cuestas, cuando leo hombres me impresiona su capacidad de imaginar. El contraste de colores en el cotidiano me maravilla, me sorprenden los perros y sus felicidad absoluta y un poco más los gatos porqué no los entiendo. Me gusta el sexo, me llama la parte erótica de casi todo, me peleo con mi cuerpo todos los días pero cada mañana me alegro de tener uno, uno que es adicto al café matutino, a un churro nocturno y a la sonrisa de él (él también es específico, uno que tiene nombre y apellido)

Me gusta comer, me gusta la comida artesanal de mi abuela, la comida semanal divertida de mi madre, las propuestas de los restaurantes con todo y sus diseños. Me gusta beber tintos de verano, cerveza de trigo, las quesadillas de queso en tortilla de maíz. Me gustan los domingos porqué empieza y se acaba todo ese mismo día. Me gustan los anillos grandes, las t-shirts blancas y mi cabello rosa.

Odio las canciones de amor sacrificado, odio los libros para adolescentes porqué los menosprecian, odio las franquicias -aunque me encanta Italianiis, no pierdan el tiempo preguntándome porqué, ni yo lo sé- Me cae absolutamente mal la gente que tiene poder, la gente que pierde el piso con el dinero, los pasivos agresivos, los machirrines, los machirrines de closet pasivo agresivos.

Y tu? Puedes con la gente básica? Necesitas gente extraordinaria en tu vida como yo? Cuéntame que amas, que odias, que te apasiona, de que platicarías si te invitara a cenar a mi casa con unos vinitos?

Ahora, les dejo fotos de coneja por el mismísimo Mike Loeza que me dejo ser coneja en su sesión.

MarianaBlackBody1MarianaBlackBody2MarianaBlackBody3-2MarianaBlackBody4

También pueden encontrarlo en instagram como: @loeza_fotografo

Besos de coneja!