Entre lo real y lo deseado.

Conejitxs!

Como les conté en el último post donde celebró 2 años de bloggear quiero empezar a incluir más contenido que me apasionan, así que este post es sobre una pasión que forma mi vida: Ser Comelona.

Así es, esta conejita blogger fue parte de la mercadotecnia foodie que se vive actualmente y que nos llena los timelines de fotos tanto perfectamente curadas como fotos fuera encuadre pero que no por eso se nos deja de antojar, estar ahí degustando.

Y este amor por la comida no se sucedió apenas, mi madre es una gran cocinera al igual que la abuela Carlota, mi hermana estudió gastronomía y esta conejita foodie se dedicó a comer con singular alegría.

Pero no nada mas se trata de comer por comer o beber por beber, hay que saber hacerlo, y por saber hacerlo me refiero aprender a distinguir sabores, conocer el mundo por medio de bocados, convivir en una mesa llena de las mejores personas para ti con las mejores platicas o invitarte en soledad a ese lugar que tanto has estado espiando a lo lejos.

Soy de esas que suben fotos de lo que come, sí, lo acepto y por mas artículos que leo sobre “disfrutar más el momento” y menos la parte poser de llenar un instagram con imágenes inspiracionales de lugares para comer, me gusta pensar que estoy invitando y recomendando lugares locales que valen la pena ser mencionados. Poco a poco lo he ido logrando, lo veo cuando me escriben para preguntarme por las mejores hamburguesas, donde ir por pasta, por donde esta ese lugar chulo donde desayuné y es ahí donde un emprendedor local se va dando a conocer.

Al igual que las coffee shops, estos restaurantes locales tal vez nunca les ganarán a franquicias con estándares de calidad, logos mercadológicamente pensandos para tu satisfacción y meseros uniformados con cara de felicidad todoeltiempo.

Puebla es un mercado difícil, y los poblanos más. Somos criticones, no nos gusta nada y tampoco nos gustan los cambios; una vez que adoptamos un lugar es difícil que lo cambiemos, de ahí tal vez al miedo de muchos de arriesgarse abrir un lugar nuevo.

Cuando en la ciudad se une una buena imagen, un espacio agradable, buena comida y buena atención, tiene mis totales recomendaciones. Ha costado trabajo, a veces llego por una buena imagen y resulta que tiene las sillas y mesas más aburridas ó llego por que ofrece una buena carta, creativa y deliciosa pero el servicio es de lo peor y hasta de malas sales. No todo es miel sobre hojuelas, pero esa es mi tarea.

Habiendo dicho todo esto, los invito a que me sigan por instagram como @marianaconeja o #ConejaFoodie #MarianaConeja para conocer un poco de mis tours gastronómicos por la ciudad (esos incluyen cafés chulos y bares, por que wino forever) y de vez en cuando fuera de Puebla también.

Para el blog tengo preparado una misión en particular que ya les contaré después. Mientras babeen con las fotos y también siempre se reciben sugerencias de lugares o invitaciones!

Gracias por pasar y besos de coneja!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s