Recuento de los daños 2015

Conejitxs!

Está mas claro que he andado muy desaparecida por aquí, espero para el 2016 poderles contar el por qué. Por lo mientras, les cuento que algo que me dejo el 2015 fue empezar un diario, tener un lugar donde desplegar todas las palabras que estoy pensando y poderles dar un sentido y en ese ejercicio diario poder hacer el recuento de este año y se los quiero compartir.

En este post no habrá fotos, ni consejos de moda, pero si mi reflexión sobre el 2015.

2015

Eran 3 propósito para este año, los 3 tenían que ver con viajar y con él, no cumplimos ninguno de esos y tampoco nos cumplimos a nosotros.

Nunca he sido de retos, ni de propósitos, ni de metas y creo que el año nuevo es un pretexto ideal que todos nos damos para empezar de nuevo, cerrar ciclos y volver a darnos miles de oportunidades bajo el lema “Año nuevo, vida nueva” y esta bien resetearse, lo malo es cuando vuelves dejar pasar 365 días sin hacer nada y siendo la misma persona de siempre en el mismo lugar aburrido de siempre.

Mi 2015 estuvo no estuvo lleno y ni completo, me faltaron muchas por hacer y hubo muchos cambios. Me llevo a levantarme, a reconstruirme, a cambiar tanto al punto de preguntarme si soy la misma de siempre, si soy la de siempre pero con nuevas perspectivas o en realidad nunca he sido yo.

2015 significó Comelones Fest, un diplomado, 2 trabajos sumamente diferentes, seguir con el blog, mucho instagram, mis perras, 1 viaje, muchos kilómetros corridos, mucho café, pocos libros, los amigos de siempre y nuevas personas especiales, una relación fallida y un cuerpo con muchos kilos menos, a ser adulta y ser independiente.

real world

Mi 2015 fue desordenado y rutinario para bien o para mal; nunca he sido ordenada y siempre he sido un caos, eso me ha llevado a buscarme hábitos constantemente para ir conteniendo mi vida, no siempre tengo éxito pero ese es uno de mis propósitos para 2016.

One day at the time se convirtió en mi lema en los últimos dos meses y eso me lleva a reflexionar en lo siguiente:

No hacer planes a largo plazo.

Trabajar hoy para mi mañana.

Respirar el momento.

Entender día a día todos los cambios por los que paso.

Si hoy no me salieron las cosas, tal vez mañana sí.

Para el 2016 tengo proyectos en mente, sé que tengo la necesidad de visualizarlos, de hacerlos que sucedan para sentirme satisfecha en lo cual me quedé corta este año que se acaba.

Empezar el 2016 me emociona y me aterroriza, por que una vez mas me aviento a la incertidumbre y con los ojos cerrados y no importa, siempre he vivido con incertidumbre, tanto que a veces creo que no podemos vivir una sin la otra.

Así que venga el 2016, con sus risas, sus momentos especiales, sus madrazos y sus retos que aquí estoy yo para recibirlos que esta coneja salió canija!

Besos de coneja!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s