Apenas me empieza el verano…

Hola!

Con las lluvias que me han estado sacando tics nerviosos por no poder utilizar faldas, vestidos y demás, poco a poco fui olvidando lo que es usar sandalias, colores vicios y telas livianas.

Pero con este outfit, no solo le doy la bienvenida al blog si no a mi verano, el que estoy esperando desde la primavera -la cual, fue también odiosa- el verano que me hace perder el peinado por un chongo, el que me hace sudar toda, el que me hace dormir destapada. Si, ese verano, que aunque seas godinez, lo puedes sentir hasta en los huesitos; es la libertad y lo que representa, es noches -con mosquitos- de cerveza en el jardín y películas al aire libre, de ganas de ir a la playa (aunque se queden en ganas) en la ilusión de que todo puede pasar y va estar bien, por que, es verano…

Beso!

flan30 flan32 flan37 flan38

Im back!

1151020_10153098267170246_1082030575_n

Hola!

En 2007, cuando los blogs iban agarrando fuerza, cuando la moda se estaba poniendo de moda, cuando iba a la universidad y estaba muy inspirada por muchas personas, empecé un blog. Primero, con unos amigos y sería de street style, luego, de moda en general y al final terminó siendo un ego blog de mis outfits.

En ese tiempo, solo bastaban 15 minutos en mi cuarto, mi cybershot y el outfit del día para subirlo a mi blog y empezar a conocer a otr@s bloggers que estaban de la misma forma, emocionados por lo que estaba empezando a pasar en México… Eramos los primeros, éramos 2 o 3, luego 6 o 7, y esto era un snow ball de moda que nos inspiraba mucho, a seguir haciendo ruido en la industria, por que en Estados Unidos y en Europa los fashion blogers ya eran invitados a los grandes eventos de moda, ya eran amenaza para los editores y algunas marcas ya les pagaban para anunciarse en sus sites.

Poco a poco, con otros proyectos o pretextos, deje de tomarme fotos y abandone poco a poco el blog. Cada cierto tiempo leía todos los nuevos que iban apareciendo o mejorando y pensaba para mi: yo quiero eso de nuevo. Amenazaba con regresar pero nunca lo hacía; hace poco, con algunos cambios en mi vida, me dí cuenta que no basta creer en el destino, uno tiene que hacer que las cosas sucedan. Que muchas veces he tenido un suerte infinita pero otras veces esa suerte se ha visto interrumpida por flojera, pretextos, falta de entusiasmo, etc etc etc. Esta vez no, esta vez, tengo planes, proyectos, ideas, inspiración y nada me puede detener, ni siquiera yo misma.

Así que aquí estoy yo, de nuevo, con nuevo nombre, con mejores fotos, sin excusas y se que tengo que volver a empezar, que haber sido de las primeras ya no cuenta, se que tengo que estar a la altura de todas las que hacen de esto su pasión y le dedican tiempo.

Gracias por leerme y nos vemos por aquí.